Clínica fisioterapia san juan de Alicante | FIBROMIALGIA
16071
post-template-default,single,single-post,postid-16071,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

FIBROMIALGIA

FIBROMIALGIA

¿Qué es la fibromialgia? Es una enfermedad crónica encasillada dentro del grupo de los reumatismos de partes blandas. En la actualidad en España sufren esta enfermedad entre 400.000 y 1.200.000 personas. Es más frecuente entre las mujeres de 30 a 60 años (75%), pero también puede darse en ancianos y niños, aunque no es habitual.

Al ser de condición crónica, es compleja y afecta principalmente a los tejidos blandos (músculos), aunque se caracteriza en general por dolor generalizado, agotamiento o fatiga y alteraciones del sueño. Estas manifestaciones son las más frecuentes, pero dependiendo de cada paciente, también se pueden presentar los siguientes síntomas: dolor de cabeza o migrañas, alteraciones del ritmo intestinal, dolores de pecho, vejiga irritable, rigidez de los músculos especialmente cuando nos levantamos por la mañana, crisis de ansiedad o depresión.

Hasta ahora la fibromialgia se diagnosticaba por la exclusión de otro tipo de patología, pero actualmente se diagnostica durante la exploración del paciente, en la cual debe tener unos 11 puntos dolorosos (trigger points) de la topografía característica de la enfermedad. Aunque no hay pruebas de que esta enfermedad genere un aumento en la tasa de mortalidad, los síntomas limitan las actividades de la vida diaria (AVD).

La fisioterapia asume un papel importante en esta enfermedad. Hasta hoy no existe cura, lo que tratamos de hacer es aminorar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Hay varias opciones de tratamiento para el paciente de fibromialgia, pero todas ellas se deben llevar a la vez, para conseguir el mejor resultado. En líneas generales , se tiene que hacer ejercicio moderado y regular, aprender técnicas de relajación y seguir una dieta.

Como casi todo en esta vida, esta enfermedad actúa a nivel físico (dolores), psíquico (ansiedad y depresión) y social (familia y amigos). Por desgracia, ni con analíticas, ni radiográfias, etc se diagnostica la enfermedad, por tanto, cuando van al médico generalmente todo aparece bien, y se le dice al paciente que no tiene nada, que no tendrá tantos dolores, que no sea exagerada, etc…, esto crea una ansiedad al paciente que puede llevarle a la depresión, y está muy relacionado con la alteración del sueño.

A nivel social, el paciente por sus dolores, está más limitado y no puede hacer lo de antes en su trabajo, AVD, en la casa, en las salidas al campo, etc…, y es muy importante que tanto el enfermo como su familia y entorno comprendan que se trata de una enfermedad real. La excesiva preocupación por los pequeños problemas de la vida diaria, generan más stress y con ello más dolores. Se recomienda a la familia y al enfermo un cambio de mentalidad, y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

A nivel físico, el tratamiento dependerá de la evolución de la enfermedad y los síntomas que provoque, aunque ya se ha comentado que se debe tratar de forma global. Normalmente a nivel médico, se administra antiinflamatorios, antidrepresivos y relajantes musculares.

Por lo que nos toca en la fisioterapia, las técnicas más habituales son la masoterapia (masaje relajante), técnicas de relajación, crioterapia en puntos dolorosos, terapia con corrientes alnalgésicas y ultrasonidos, ejercicios de estiramientos, ejercicios respiratorios y flexibilizantes, etc. En casi todos los artículos publicados sobre la fibromialgia, coinciden que el ejercicio moderado y regular, disminuye claramente los dolores y síntomas de la enfermedad. Para ello debe consultar a su fisioterapeuta, en todo caso, generalmente el ejercicio debe ser cíclico y sin impacto (nadar, bicicleta y andar) empezando con poco tiempo y aumentado progresivamente. Los ejercicios en agua caliente son muy beneficiosos para relajar esos puntos dolorosos, además de el yoga, tai-chi o pilates que suelen ser técnicas de relajación, estiramientos, etc.

Para terminar, aconsejaros que tengan comprensión hacia los enfermos de fibromialgia, ya que responderán de forma positiva cuando perciban interés por su mejoría. Ejercer con profesionalidad y comprensión nuestra labor, suele ser a veces más económica y eficaz que los modernos tratamientos.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies