Clínica fisioterapia san juan de Alicante | LA PARÁLISIS FACIAL
16089
post-template-default,single,single-post,postid-16089,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

LA PARÁLISIS FACIAL

LA PARÁLISIS FACIAL

¿QUÉ ES LA PARÁLISIS FACIAL?

Es una pérdida o disminución del movimiento muscular voluntario de un lado de la cara, a causa de la lesión del nervio facial.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA PARÁLISIS FACIAL?

Los síntomas más frecuentes asociados a una parálisis facial son:

– imposibilidad para sonreír

– dificultad para cerrar el ojo con alteración del lagrimeo

– dificultad para subir la ceja

– alteración en la respiración nasal

– acúmulo de los alimentos en la parte posterior de la boca

– caída de la saliva

Los síntomas no se presentan siempre con la misma intensidad y dependen para que aparezcan más o menos síntomas de la extensión del nervio que se halle afectada.

¿POR QUÉ SE PRODUCE LA PARÁLISIS FACIAL?

Puede producirse por muy variadas razones: por causa desconocida (es la más frecuente), por un traumatismo (accidentes de tráfico), por estrés, por exposición al frio (aire acondicionado), y ya menos frecuente, por tumores, herpes zoster, infecciones agudas, etc

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

En el diagnóstico se explora la movilidad voluntaria de los músculos de la cara realizando toda clase de movimientos de mímica, para ver la respuesta de los músculos. También hay diferentes pruebas encaminadas a conocer la posible evolución.

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO?

Además del tratamiento farmacológico prescrito por el médico y de una serie de pautas que debe seguir el paciente en casa para evitar daños en el ojo, está indicada la fisioterapia para conseguir un buen estado muscular, estimulando la respuesta de los músculos dañados y manteniéndolos en buen estado. Ésta consiste en:

  • masaje en el lado de la cara afectado y también en el sano, para relajar la musculatura que sigue trabajando.
  • Ultrasonidos en el lado afectado, en toda la zona afectada.
  • Ejercicios de la musculatura afectada, delante de un espejo, para que el paciente tome conciencia de las zonas q no responden.
  • Acupuntura y electroacupuntura (estimulación eléctrica de la agujas) en los canales que recorre el nervio, para estimular al nervio y su respuesta.

En conclusión, ante un problema de parálisis facial, salvo en casos de afectación muy severa, existen muchas técnicas para la mejora y curación de este problema, que, como siempre, serán más eficaces cuanto más pronto se trate.

 

Ana Isabel Rodriguez Jimenez, Fisioterapeuta, Osteópata y kinesióloga

Centre de fisioterapia i recuperació funcional FISIOSAN



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies