Clínica fisioterapia san juan de Alicante | SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO Y FISIOTERAPIA
16124
post-template-default,single,single-post,postid-16124,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO Y FISIOTERAPIA

SÍNDROME DEL TÚNEL CARPIANO Y FISIOTERAPIA

Esta patología, conocida como el síndrome del túnel carpiano, es muy conocida por la sintomatología que provoca ¿si usted tiene? Calambres, entumecimiento en la mano y muñeca, dolor, perdida de fuerza en la mano y sensación de calor, puede que esté empezando con este síndrome, sobre todo si aparecen por la noche.

En realidad, esto ocurre cuando el nervio mediano, se presiona o comprime a nivel de la muñeca. Como bien dice el nombre este túnel es un pasadizo estrecho y rígido del ligamento y los huesos de la muñeca, por donde pasan los tendones y el nervio. El engrasamiento de los tendones, la inflamación de estos, traumatismos o lesiones en la muñeca, atrapan el nervio mediano y llegan a provocar en los casos extremos, calambres fuertes durante el día, disminución del pulso en la mano, se debilita e incluso se atrofia la musculatura del pulgar, llegando a no distinguir el frío del calor por contacto de la mano.

¿Quién puede sufrir este síndrome? Las mujeres tienen tres veces mayores probabilidades de padecerlo que los hombres, y generalmente afecta primero la mano dominante, que es la que más se usa, y por tanto más sufre. El riesgo más común son en trabajos repetitivos como en fabricas de ensamblaje, costura, acabado industrial, limpieza y embalaje de carnes, aves o pescados. Los movimientos repetitivos y forzados, pueden dar lugar a tendinitis o bursitis, que no tienen nada que ver con el síndrome del túnel carpiano, pero pueden confundirse, ya que el dolor puede aparecer en la misma zona.

¿Cómo sabemos si estamos sufriendo este síndrome? Evidentemente, se debe consultar con su médico, para realizar las pruebas correspondientes y diagnosticar cuanto antes la patología. Existen las pruebas de Tinel y Phalen, además de la exploración física del cuello, hombros, brazos y manos por el fisioterapeuta o médico, para determinar el grado de lesión. Para confirmar el diagnóstico, se realiza una electromiografía, en la que se estudia la velocidad de impulso del nervio y se determina el grado de compresión del nervio media.

Tratamientos: En los casos que se diagnostique pronto, la fisioterapia disminuye el dolor, la sensación de dedos dormidos, aumentamos la movilidad de la muñeca y enseñamos posiciones y ejercicios que eviten la compresión del nervio.

En caso de estar muy avanzada la lesión, la única solución es la cirugía, en cuyo caso cortan el ligamento anular de la muñeca para dejar más espacio al nervio, y lo liberan del tejido adherido. Una vez operado la recuperación funcional con fisioterapia es primordial. El objetivo es disminuir el dolor y el edema de la operación, evitar adherencias de la cicatriz, recuperar la fuerza y los grados de flexión y extensión de la muñeca.

Es muy importante acudir al fisioterapeuta en el momento que se presenten los primeros hormigueos, dolores, etc… ya que al inicio, se puede evitar el síndrome del túnel carpiano. Mediante ejercicios de estiramientos, refuerzo muscular específico, descansos apropiados en el trabajo, incluso férulas de reposo pueden evitar una operación o cirugía.

Francesc Taverner Torrent

FISIOSAN Centre de recuperació funcional y fisioterapia



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies