Clínica fisioterapia san juan de Alicante | TROCANTERITIS Y FISIOTERAPIA
16128
post-template-default,single,single-post,postid-16128,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

TROCANTERITIS Y FISIOTERAPIA

TROCANTERITIS Y FISIOTERAPIA

La bursitis trocantérea, o trocanteritis, es la causa más frecuente de dolor procedente de la articulación de la cadera. En muchas articulaciones es frecuente encontrar una estructura denominada bolsa serosa. Esta bolsa contiene líquido sinovial y tiene la función de favorecer una buena amortiguación y deslizamiento de tendones y músculos en la articulación. En la cadera, alrededor del trocánter mayor, que es la parte más lateral de arriba del fémur, existen también bolsas serosas que cumplen esta función. La trocanteritis o bursitis trocantérea es la inflamación de la bolsa serosa, generalmente por procesos traumáticos, como caídas, o por micro traumatismos producidos por movimientos de repetición.

Suele darse principalmente en mujeres, sobre todo a partir de los 50 años. Ello se debe a la diferente configuración de la pelvis femenina, más ancha y por tanto, más propensa a sufrir sobrecarga mecánica. Existen factores predisponentes, la mayoría son la dismetría de miembros inferiores, la artrosis de cadera o la lumbalgia crónica.

El dolor aparece en la zona lateral de la cadera y aumenta con la deambulación, al subir escaleras, cuando el paciente se acuesta o se sienta sobre el lado sintomático. A la exploración el dolor aparece de manera típica al palpar el trocánter mayor, situado junto a la cabeza del fémur.

Sin embargo, se ha descubierto que muchos de los dolores que hasta el momento catalogábamos como trocanteritis, pueden venir reflejos de otras zonas. La tendinitis del tendón glúteo mediano, o del tensor de la fascia lata, así como, el pinzamiento de la articulación femoroacetabular, hace que tengamos que ser cautos y tratar la lesión en su conjunto, viendo todas las partes implicadas en la cadera.

El tratamiento médico consiste básicamente en reposo y la toma de antiinflamatorios. En muchas ocasiones la terapia no es lo suficiente, y el siguiente paso sería la Fisioterapia. Para ello trabajaremos no sólo a nivel local la posible inflamación, la movilidad, la tensión muscular y miofascial, sino a nivel global, viendo cómo se comporta nuestro cuerpo tanto en movimiento como en estático, para así poder reequilibrar nuestra estructura, y finalmente evitar la irritación y dolor de la cadera.

Otros tratamientos médicos consisten en la inyección local con corticoides (lo que conocemos como infiltración), siempre después de haber agotado la medicación y la recuperación con fisioterapia. Y actualmente y como último recurso, de forma quirúrgica mediante artroscopia se están interviniendo las trocanteritis rebeldes’ si la patología es el pinzamiento femoroacetabular.

Sea cual sea la causa del dolor en esta zona lateral de la cadera, en FISIOSAN enfocaremos el tratamiento buscando la causa exacta del dolor, haya afectación real o no de la bursa, para mejorar la sintomatología.

 

FRANCESC TAVERNER TORRENT

Fisioterapeuta del centro FISIOSAN



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies